6 consejos para hacer encuadernación japonesa

Encuadernación japonesa

Es una de las preferidas cuando de encuadernación casera se trata. La encuadernación japonesa es una técnica que se caracteriza por la ausencia de lomo y su técnica de cosido al descubierto.

Con este tipo de encuadernación, las tapas y las hojas sueltas son cosidas después de que se le realizan una serie de agujeros en forma de secuencia. Se pueden realizar diferentes tipos de costura para cada cuaderno, dependiendo del gusto y la destreza del que lleve adelante este proyecto artesanal.

Cómo hacer una encuadernación japonesa

Para quienes se decanten por esta tendencia, aquí explicamos 6 consejos para que el resultado sea el mejor posible a la hora de coser los cuadernos.

1. Medidas y tapas

El primer paso para hacer una encuadernación es tener claro las medidas del cuaderno o libro a encuadernar. Una de las consideraciones más importantes con respecto a esto es que las hojas deben guardar un margen interior de 35 o 40 mm como mínimo, puesto que es en ese espacio en el se realizará el cosido.

Hacer encuadernación japonesa

El tamaño que tendrán las hojas determinará el de las tapas. Estas tendrán el diseño o acabado que la persona requiera. Se pueden hacer blandas, con otra cartulina suave, o un poco más gruesas, con una de mayor espesor que podría estar pintada, forrada en tela o como se prefiera, sin olvidar que deben elaborarse dos: una para la parte de delante y otra para la parte de atrás.

2. Perforación

La perforación es necesaria para la unión de todos los elementos. Con ayuda de una regla, se deben hacer los huecos en el rango de los 3cm que se han dejado para ello, de forma alineada y precisa. Es importante que no se hagan todos a la vez para evitar errores, las pinzas son ideales para sujetar las hojas y que esto no ocurra.

Encuadernación medidas y tapas

Aguja, punzones o troqueladoras son las mejores herramientas para hacer la perforación.

3. Hilos y cordeles

Se debe escoger un hilo o cordel idóneo para el cosido y de un color que destaque, si es del gusto del manualista. Debe ser grueso pero no incómodo de manejar, como el hilo de parafina, el cordel de algodón o sintético de poliéster, las cuerdas, cordones o hasta las cintas.

4. Tipos de aguja

Si los agujeros son grandes, las agujas no serán necesarias, pero si es al contrario, lo mejor es hacerse con una aguja romana, que no tiene filo, por lo que no pincha y no dañará las hojas al trabajar con ella.

5. Cosido Yotsume Toji

El Yotsume Toji o a cuatro hojas es el cosido más popular, debido a que se realiza con 4 agujeros.

Cosido Yotsume Toji

Lo mejor para realizarlo es sujetarlo con pinzas para que no se mueva y proceder a coser como si se tratara del punto utilizado para las manualidades con fieltro, solo que sin la elaboración de un nudo al final del hilo, puesto que se deja suelto y mucho más largo para rematarlo con mayor cuidado al finalizar.

6. Kangxi

Así se denomina al método de coser las esquinas dobles. No se realiza siempre, pero es una forma de reforzar la encuadernación.

Deja un comentario